Trabajo asimétrico

Actualizado el 2 de octubre, 2016

Nunca te asocies con gente que no es capaz de trabajar a tu ritmo. Tanto si te dejas la piel, como si te lo tomas con calma. La asimetría de trabajo te va a acabar quemando la cabeza.

Si trabajas mucho más que la otra parte, te vas a estar acordando de tu familia cada sabiendo que mientras tu estás mandando los últimos mails, tu socio lleva un par de horas jugando al Call of Duty.

Si te lo tomas con calma, te vas a sentir estresado continuamente por la aparente presión de tu socio.

Sigue leyendo: